Mensaje de Jesús del 1 de enero de 1999:
“… -Mi Vassula, permanece firme en lo que estoy transmitiendo a tu intelecto, y apóyate en Mi Corazón. Yo soy tu Roca, sí… 1 Yo te deseo para Mí. Durante este año quiero que Mi amada se entregue a su dulce reposo de contemplación, retirándose del tumulto del mundo, entrando en Mi Abrazo celestial. Me disgustarías si te opones a Mi Voluntad. Quiero hacerte reposar para Mi Gloria, pero también para el beneficio de Mi Iglesia. Ven frecuentemente a Mí para escribir Mis palabras. Yo te puedo usar para que se renueve Mi Iglesia y se expanda en gracia. Al principio te mostré mi cansancio y te pregunté si estabas dispuesta a darme reposo. Ahora puedo decir 2 : “Mi bienamada es Mi cielo, la dulce fragancia de Mi Casa, que goza de Mi favor. Ella es la salmodia de Mis ángeles. ¡Oh, qué no haría Yo por ella!…”
Lee todo el mensaje en http://www.tlig.info/spmsg/spm1041.html